MARQUEZ: “Hay que ir al campo, los jugadores se lo

 

 merecen. El equipo se va a salvar”.

 

 

Historia del CD. Mensajero, referente antes y ahora, sin duda uno de los mejores futbolistas que ha vestido la camiseta roja desde siempre. José Antonio Márquez, desde Huelva, también quiere lanzar un mensaje contundente a todos los que amamos estos colores: “no basta con decir “da gusto ser del Mensajero”, hay que ir al campo”.

 

Sin pelos en la lengua, con la misma claridad con la que era capaz de anotar una y otra vez en las porterías rivales, Márquez recordaba en los micrófonos de Onda Cero y www.prolapalma.com sus comienzos en el Mensa: “jugaba en el Recreativo en Segunda y en 1982 me tocó hacer la mili en Tenerife. Alguien que seguía mi trayectoria me ofreció fichar en el Mensajero que estaba en Preferente y firmé hasta final de temporada. Al final conseguimos la segunda plaza y jugamos el ascenso contra el Arucas, volvimos a Tercera e hicimos un equipazo: Álvaro de portero, Chiqui, Ayala, Paquito… Es historia y muy bonita”.

 

Reclamado por su club, el Recre, Márquez no pudo disputar el playoff de Ascenso a Segunda “B” ante el Pontevedra CF. Era el primer intento de los nuestros: “el Recreativo estaba muy mal, faltaban 6 jornadas y me llamaron. Fue una pena no poder jugar en Pontevedra. Me acuerdo de ese partido en casa en el que se lesionó Chiqui y no puedo estar para la vuelta… El equipo hizo una gran temporada y fue un año fantástico”.

 

Una década después, 94/95, regresa al CD. Mensajero, ya en la División de Bronce: “a los equipos canarios los metían un año en cada grupo. Esa temporada nos colocaron en el II, hicimos un gran año, acabamos subcampeones, en el playoff nos tocaron 3 históricos, Castellón, Córdoba y Sestao y aunque competimos no pudimos ascender. La afición se divirtió mucho. Teníamos jugadores muy buenos técnicamente”.

 

Luego de colgar las botas llega a formar parte del cuerpo técnico, junto a José Manuel Arévalo, que llevó al Mensa a su segundo playoff de Ascenso a Segunda en la temporada 99/00. Un grupo del que formaban parte los Santisteban, Suso, Cacharra, Oti, Ciani, Zipi, Luna, Nando…: “ese equipo era competitivo. Había jugadores que demostraron que podían estar en superior categoría, pero nos volvió a tocar una promoción muy complicada. A pesar de todo creo que la gente acabó orgullosa de nosotros”.

 

Tras todas estas experiencias y vivencias es una voz autorizada para hablar de nuestro club al que define como “humilde, donde el aficionado está hasta al final y espero que esta semana suceda lo mismo. No basta con decir “soy del Mensajero” o lo que digo yo siempre de “da gusto ser del Mensajero”… eso no se puede quedar solo en decirlo en la calle, hay que ir al campo a animar, es un partido muy importante y los jugadores se lo merecen, no sólo en el aspecto deportivo sino también en el humano. No tengo ninguna duda de que el domingo será una olla a presión y que el equipo se va a salvar”.

 

En cuanto al partido no se plantea otra cosa que no sea que el Mensa gane, de la manera que sea pero que consiga la permanencia: “lo que cuenta es el resultado. Ganar el partido. Da igual quién lo meta y cómo lo meta, con la mano, en el 92 de penalti injusto…”.