FEDE ANTICO:

 

“Josu Uribe es la clave, el equipo estaba muerto”.

 

“Amo este equipo y este escudo, daría lo que fuera

 

 por seguir”.

 

 

El capitán del CD. Mensajero respiraba aliviado desde la grada el pasado domingo a la conclusión del partido ante el Getafe CF. “B”. Era feliz. No podía disfrutar sobre el césped de la permanencia por culpa de un virus pero sabía que el objetivo por el que tanto se había luchado estaba conseguido. Ya ayer, desde la perspectiva que da el tiempo que ha pasado desde el choque, analizaba en Radio Marca Tenerife todo lo que ha sido esta primera temporada en Segunda “B”, la del retorno del Mensa a la tercera liga de España: “después de tanto trabajo y sufrimiento hemos podido darnos una alegría a nosotros y a nuestra gente. La recompensa llegó…”.

 

La campaña a nivel grupal no fue fácil, pero por motivos físicos tampoco lo fue para el lateral diestro que pese a todo disputó 26 encuentros de liga: “tuve problemas que no he tenido en mi carrera futbolística. Primero una lesión de abductores larga, luego me fisuré la mano, tuve las fiebres Q… Fue accidentado pero creo que pude ayudar y poner mi granito de arena para salvarnos y volver a estar en Segunda “B”.

 

Uno de los momentos del partido ante el Getafe “B” llegaba tras la consecución del 3-0 por mediación de Yeray. El “Arrugado” buscaba a Fede en la grada y se fundía en un abrazo con él: “soy compañero de habitación suyo en los viajes y me ha dicho siempre: “Forro, yo voy a meter el gol de la permanencia contra el Getafe”… Ese abrazo es muy grande para los dos. Hemos vivido muchas cosas, llevamos 9 temporadas aquí y aprendimos a amar este club sobre todo en los momentos malos porque en los buenos todo el mundo lo ve bonito. Aquí hemos estado cuando muchos no querían venir, cuando estábamos cerca del descenso, cuando pasaban un par de meses sin cobrar,… y tiramos nosotros para adelante. Ese abrazo lleva muchas emociones”.

 

Al final el Mensa termina su temporada del regreso a la División de Bronce en una meritoria 13ª posición, algo que a posteriori y siendo un dato meramente estadístico podría hacer decir a cualquiera que la campaña fue plácida. Fede sabe que nada más lejos de la realidad: “acabamos por delante de Rayo Majadahonda, de La Roda… La verdad es que el fútbol es increíble. El que mire la clasificación pensará que nos salvamos de manera “sobrada” pero el que nos haya seguido sabrá que tuvimos todo el año en puestos de descenso, que salimos un poco y luego se nos volvió a complicar… Fue un año de sufrimiento pero si todos son así y nos acabamos salvando firmo para estar 10 años como estuvo en la otra etapa el club”.

 

Ejemplo de malos momentos puede ser el choque que nos midió precisamente a nuestro último rival, el Getafe CF. “B”, en la “Ciudad Deportiva” azulona. “fuimos allá y se reían de nosotros diciéndonos que nos íbamos a Tercera”, comentaba Fede. “Los viajes no son como ir a Tenerife y volver a tu casa… Son muchos días, pensando cosas, sabiendo que estás luchando después de que haya costado tanto estar aquí… Al final es una explosión de sensaciones y sacarte una mochila enorme de encima. Hay gente a la que le gusta que al Mensajero le vaya mal pero no saben lo que uno sufre, lo que amamos este club y lo mal que se pasa viendo a nuestra gente porque se crearon unas expectativas de mantenernos en la categoría y hasta la llegada de Josu no se recondujo todo”.

 

Precisamente hablando del míster asturiano, un antes y un después se produce con la llegada de Josu Uribe al banquillo rojinegro. 14 puntos sumados hasta la jornada 20ª y más del doble (29) en los últimos 18 partidos. Para el argentino la clave está clara: “Josu Uribe. El equipo estaba muerto, llegó y nos revolucionó a todos, nos hizo mejores futbolistas y el cambio fue brutal. Los resultados no nos acompañaban pero además las sensaciones no eran buenas y la imagen que dimos después de que llegara fue totalmente distinta”.

 

En cuanto a sus planes para la próxima campaña, Fede es rotundo: “yo me quiero quedar. Soy del Mensajero, llegué en Preferente, tuve la suerte de subir a Tercera… Amo este equipo, este escudo y daría lo que fuera por seguir, pero también tengo un trabajo y dependerá de cómo se planifiquen los entrenamientos. Por mí firmaría ya mismo. Ahora toca disfrutar de lo que conseguimos y ya nos sentaremos para ver lo que hacemos”.

 

Cuestionado sobre si había sido felicitado por parte de aficionados del eterno rival, el capitán afirmaba que había recibido mensajes: “llevo muchos años aquí y tengo muchos amigos del Tenisca que me han felicitado y eso es de agradecer. Igual te digo que hay gente a la que le molesta que el Mensa esté representando a toda Canarias y a La Palma por la Península… A uno que tiene orgullo y es competitivo eso le “rasca”.

 

También comentaba que en caso de que los blancos lograran ascender a la División de Bronce sería espectacular enfrentarse a ellos. “Si ya en Tercera uno lo pasa mal la noche antes, en Segunda “B” con el ambiente que vivimos el otro día en el “Silvestre Carrillo” ni me imagino… Sería algo único y muy bonito para la isla y para la afición”, confesando además, sobre ese posible ascenso que se alegraría por sus amigos “pero por mí no. Igual que muchos de los tenisquistas no quiere ver al Mensajero en Segunda “B”. El que diga lo contrario miente y yo soy sincero”.

 

Para cerrar la entrevista, Fede Antico deseaba que la 2016/2017 fuera una temporada deportiva con menos sufrimiento: “confío en nuestra directiva y espero que las cosas salgan mejor que este año. La experiencia nos debe servir a todos de transición porque esta categoría es durísima y no se compara con la Tercera. Hay equipos que hacen plantillones y no entran en playoffs. El Guadalajara por ejemplo no sé en comparación cuánto presupuesto tiene más que nosotros y descendió…”.