JAIME MOLINA: “El año pasado se vio una fortaleza

 

 que espero apreciar desde el primer partido”.

 

 

El nuevo entrenador del CD. Mensajero, Jaime Molina, se presentaba esta mañana a los medios en las oficinas del Estadio “Silvestre Carrillo”.  En el acto estuvo acompañado por el presidente de la entidad, Víctor Francisco, que tomaba la palabra en primer lugar para manifestar la ilusión que tanto la directiva rojinegra como el propio técnico tienen en esta “nueva etapa que comienza en el día de hoy”.

 

Por su parte, el entrenador agradecía “al presidente, a la directiva, a la afición y al club en general la confianza que depositan en mí. Espero poder devolverlo con creces. Vengo a un club donde la ilusión, la humildad y el deseo de hacer las cosas bien están presentes desde el primer momento en que se dirigieron a mí. Esto es algo muy importante, que donde trabajen quieran hacerlo con humildad y con mucha fuerza para hacer grande a una entidad que está muy bien valorada fuera de la isla”.

 

Cuestionado por su forma de juego, Molina reconocía adaptarse a cualquier circunstancia. “Es fundamental, hoy jugamos aquí en césped artificial, mañana lo haremos en césped natural,… Me gustaría que el equipo se adaptara a todo esto. Para mí adaptarse es que hagamos lo contrario a lo que el rival espera que vamos a hacer y a partir de ahí que el partido sea nuestro y que juguemos a lo que nosotros (a los jugadores) les guste”.

 

Y como primer deseo de cara a esta ilusionante nueva campaña en Segunda “B” espera que el equipo se adapte ya desde la primera jornada a la categoría, algo que hará mucho más llevadero el transcurrir del año al menos con respecto a lo que vivido en la temporada 15/16: “si hay algo aprendido es que se vivió un periodo de adaptación en la primera vuelta y luego en la segunda se dio con la tecla de lo que había que hacer para superar rivales duros y mostrar lo que realmente el Mensajero es como equipo. Se vio una fortaleza que espero que este año se pueda apreciar desde el primer partido”.

 

Por último, sobre la llegada de nuevos futbolistas para terminar de completar la plantilla mensajerista, el míster declaraba que “en teoría tres o cuatro, como mucho. La base está y es una buena base”.