UNA TARDE DIFERENTE DE ENTRENAMIENTO.

 

 

La sesión de tarde de ayer lunes finalizó de una manera fuera de lo común en el Estadio “Silvestre Carrillo”. Sin que los futbolistas del CD. Mensajero lo supieran la empresa Tenerife Funball se presentó en el feudo rojinegro para aportar el material y los monitores de cara a disputar un partido de fútbol “burbuja”, bajo la atenta supervisión del preparador físico rojinegro, David Tames.

 

Los partidillos se sucedieron en un ambiente distendido, algo que no impidió que los nuestros sudaran “la gota gorda”, algo que a estas alturas de la pretemporada redundará en el beneficio del trabajo previo al comienzo de la competición, el próximo domingo 21 de agosto.