JAIME MOLINA: “El ambiente en el vestuario está

 

 siendo un pilar fundamental”.

 

 

Tras tres jornadas el CD. Mensajero sigue invicto y lograba el pasado domingo su primera victoria de la temporada, lo que coloca a nuestro equipo en una cómoda 8ª posición de la tabla con 5 puntos. Lejos de la clasificación, bastante irreal dado el poco tramo de competición disputado, lo mejor son las sensaciones que transmite el grupo que dirige Jaime Molina. El propio técnico se mostraba satisfecho en declaraciones al programa deportivo de 7.7 La Palma Radio: “estamos muy contentos. Los futbolistas están poniendo todo de su parte y los resultados están llegando aunque en el primer partido pudimos irnos con los 3 puntos. Ahora queremos hacer buena la victoria en Leioa”.

 

No se pudo sumar el primer triunfo en el “Silvestre Carrillo” en la jornada inaugural ante el Real Unión tras cometer los nuestros un error infantil, algo que Molina afirmaba estaba “olvidado. Nos centramos enseguida en Amorebieta y luego en Gernika y ahora toca centrarse en Leioa, un equipo que anda muy bien, que juega al fútbol y que tiene varias propuestas tanto en el sistema como en la manera de jugar y que nos lo va a poner difícil seguro”.

 

A su llegada al equipo el pasado mes de julio el marbellí no se ponía objetivos a corto plazo, “sólo esperaba que se reflejara en el juego lo que hemos entrenado desde pretemporada y que los chicos pusieran pelea y mostraran todo el talento que tienen al servicio del equipo”.

 

Destaca también como importante para lograr los actuales resultados “el ambiente que hay en el vestuario, se llevan sensacional y eso es un pilar fundamental. Cuando todos saben su rol y se respetan eso se refleja luego en el campo luchando todos por sí mismo y por los compañeros”.

 

También valoraba la capacidad de sufrimiento mostrada en Amorebieta, cuando el equipo se queda con diez estando con un resultado adverso y logra sacar un punto y el pasado domingo ante el Gernika tras el arreón de los vizcaínos buscando la igualada: “a los jugadores los veo pelear, disfrutar y sufrir… El Gernika nos puso en serios aprietos y ahí salió el carácter del equipo, sacar el partido y tirar para adelante, pudimos marcar el 4-2, y cuando sales del partido con el trabajo hecho en cuanto al resultado y la imagen tienes que estar satisfecho”.

 

Molina resaltaba la conjunción que se ha logrado entre los futbolistas que formaron la base del equipo que logró la permanencia y el aporte de los refuerzos: “los jugadores del año pasado tienen que poner en valor todo lo mal que lo pasaron y lo que tuvieron que sufrir para salvar la categoría. Lo han puesto, saben que tienen que dar muchísimo más que la temporada pasada, sobre todo al principio. Los nuevos se han unido a ellos y ahora es el momento de disfrutar y pelear al máximo para no volver a pasar apuros”.

 

Quizás el único punto negro para poder estar al cien por cien contento es no poder contar con la plantilla al completo. Sobre los lesionados, apuntaba que “Yeray lo venía haciendo fenomenal y ahora esta rotura muscular lo tendrá dos semana más de baja; Omar es un futbolista importante, de lo mejor del equipo el año pasado y Moreno esperamos que se recupere de su tobillo. Esto hace aumentar la competitividad, que el nivel de los entrenos crezca más si cabe… Juegue quien juegue están entrenando al máximo y eso redunda en que los que están jugando sepan que los que vienen detrás lo están haciendo bien y éstos están esperando su oportunidad para aprovecharla”.

 

Jaime Molina, después de ser expulsado ante la SD. Gernika, ha sido sancionado con dos encuentros por el Comité de Competición por lo que no podrá sentarse en el banquillo de “Sarriena” ante la SD. Leioa, ni en el del “Silvestre Carrillo” frente al Fuenlabrada CF. Sobre el hecho en sí de su expulsión era rotundo al afirmar que “estoy bien expulsado porque pierdo los papeles y protesto airadamente, pero de ninguna manera le digo que “no tiene ni puta idea”, suelo controlarme bastante. Lo puso o lo entendió así. Todos nos equivocamos, el problema es que ellos tienen una tarea muy difícil, reconocemos que pueden equivocarse y empatizamos con ellos; pero cuando nosotros fallamos, con las pulsaciones en 200 y jugándonos mucho más ellos no empatizan”.

 

La visita a la SD. Leioa, uno de los líderes del grupo, viene marcada, además de por las “ganas deportivas” que nos tiene el cuadro azulgrana por la no aceptación del cambio de hora pedido por el Mensa, ni por la entidad vizcaína ni por la Federación Española. Sobre lo primero, el míster comentaba que “si nos tienen ganas sólo deportivas no va a pasar nada”. Más contundente se mostró por la segunda cuestión: “nosotros por normativa tenemos que jugar a las 11 de la mañana contra cualquier equipo que venga a La Palma. Nuestras combinaciones de vuelo son las que son y nos las busca la propia Federación. Sabiendo esto llegaremos a Bilbao a las 12 de la noche y nos hacen jugar a las 10.30 de la mañana. Luego entiendo que la Federación no vela porque la competencia entre equipos sea la más justa posible. Estamos intentando ahora cambiar la combinación para llegar a Bilbao un poco antes aunque tengamos que coger 3 aviones en el mismo día y poder entrenar allí”.  La solución a todo esto pasaría primero por mostrar “un señorío entre equipos para favorecer la deportividad y luego que la Federación medie en caso contrario. El Leioa sabe que llegamos a las 12 de la noche y pone el partido para tener ventaja con eso”.