PORTILLA: “He acertado viniendo al Mensajero,

 

 tenemos buen equipo y va a ser un buen año”.

 

 

El centrocampista rojinegro Cristian Portilla fue protagonista en Radio Marca Tenerife en la tarde de ayer, siendo entrevistado para conocer la actualidad de nuestra escuadra tras el empate cosechado en Basauri frente al Bilbao Athletic. Precisamente, del choque ante el filial rojiblanco destacaba el hecho de plasmar ya con resultados las buenas sensaciones que durante la campaña ha mostrado el equipo: “hemos hecho las cosas bastante bien desde el principio de temporada, pero no nos estaban acompañando los resultados. Hemos sido mejores que muchos equipos, sobre todo en casa, y no hemos tenido suerte de cara al gol, pero en ese sentido la cosa está cambiando y ya se ha visto contra el Zamudio o en este último partido ante el Bilbao Athletic. Competimos bien y los resultados llegarán seguro como en estas tres últimas semanas”.

 

Portilla recalaba este verano en el Mensa tras un amplio bagaje deportivo a pesar de su edad, 28 años, con experiencias en ligas de países europeos y asiáticos. El cántabro reconocía que “pasar por Grecia, Hungría, Chipre e Indonesia me ha servido para todo, para crecer profesional y personalmente y ahora creía que era el momento de regresar a España”.

 

Titular en los onces de Jaime Molina en los 10 encuentros disputados, valoraba la fácil adaptación que ha tenido a la isla y a sus compañeros, destacando que La Palma “es un buen sitio para vivir, para estar con la familia y para jugar al fútbol y además cuento con Nacho (Rodríguez) que me había hablado muy bien, así que me vine con los ojos cerrados. He acertado viniendo al Mensajero, estoy muy contento, tenemos buen equipo, buena gente y creo que va a ser un buen año”.

 

 

Los que no están siendo fáciles son los desplazamientos para jugar de visitantes, sobre todo cuando toca medirse a conjuntos vascos. Definía como “complicado” el último viaje a la capital vasca pero se mostraba satisfecho del empate obtenido: “el sábado entrenamos a las 9.30 de la mañana, almorzamos en el Estadio, llegamos a Bilbao a las 12.00 de la noche y unas horas después jugamos el partido… Pero sacamos un punto valioso así que nos venimos contentos”.